Mis Seguidores

Nunca recaes, solo te reacomodas... Ibo

10 sept. 2007

¿Doy o Recibo?

Fotografía de Inés Bohórquez.


Cuando vivimos en comunión con nuestras ideas y en respeto por las ideas de los demás, estamos en Convivencia. A veces el vivir con alguien puede ser la tarea mas complicada que nos ponemos. Hay quienes en su afán de perpetuar sus exigencias comulgan en soledad a sus convicciones y hay quieres en su búsqueda de la armonía perfecta se rodean de un sin número de personas. Pero, qué tanto estamos dispuestos a dar y qué tanto a recibir? Este intercambio es primordial en el día a día. Por lo general pedimos mas de lo que damos, aunque no es en el dar que está la solución. Si bien es claro que para tener una buena relación con los demás hay que no solo saber escuchar si no también aprender a hablar, también está claro que no solo tenemos que vivir todos los días con los demás sino que también tenemos que aprender a convivir con nosotros mismos. Obviamente creo que la propia convivencia es la más difícil. No nos damos cuenta que tan difícil somos hasta que tenemos que compartir nuestro espacio. Ahora bien si en el afán de ser auténticos se nos olvida que los demás también están en la misma búsqueda del espacio seguro donde solo entre mi yo, como hacemos los que estamos alrededor y queremos también ser felices? Es un mundo bastante complicado pero en el que todos estamos unidos por múltiples razones. Ya sea religiosas, políticas o amistosas o amorosas; pero unidos. Es así que debiéramos continuar, unidos. Claro está esto sería como la panacea universal "la convivencia con el Yo y la super convivencia con los demás". Pero se puede, si se puede; si hay mas armonía a la hora de RECIBIR y si no nos detenemos tanto a pensar en el DAR.

No hay comentarios:

Tu comentario es importante para mi

A VECES SOLO ...

A veces buscamos respuestas en libros, en experiencias ajenas. Buscamos aprender como hacer las cosas y vamos preguntando a quien han logrado sus metas como lo hicieron? Preguntamos y preguntamos y nos responden historias larguisimas de estudios y trabajos arduos. Pues yo te digo algo, a veces solo tienes que seguir 3 pasos 1. Desear 2. Imaginar que lo tienes 3. Esperar que te llegue Asi de simple!
Se ha producido un error en este gadget.