Mis Seguidores

Nunca recaes, solo te reacomodas... Ibo

12 mar. 2017

Como sea, lo que sea... de eso llamado Carreras?

Desde  el triunfo, sin preámbulos, descubro que la llegada no es la meta... es una nueva competencia que se inicia entre mi yo verdadero y mi yo que se niega a recibir las medallas de los triunfos diarios!
Cuantas veces me he propuesto algo y al llegar a la meta, me devuelvo?
Te has devuelto del podio de las medallas?
Te has devuelto del abrazo en la linea final?
Te has devuelto para ver llegar a otros?
Has pensado que te equivocaste de carrera?
Es eso, carreras...
Competencias...
Metas...
Retos...

Que locura basar nuestra vida en estas cosas, sin embargo contra quien competimos ?
Veo la realidad a mi alrededor y observo similitudes de proporciones exorbitantes con respecto de las cosas que me he propuesto que jamas pude concluir.
Cuando hablo de observarme no es en un espejo precisamente, aunque los espejos tienen muchas caras.
Cuando hablo de finales de metas, o de carreras, es lo mismo.
La meta o la carrera, el final o la llegada, la entrega de medallas y el abrazo en la linea. Todo es lo mismo!
Cual camino escojo cada día?
Elijo el que recuerdo o el que quería? Elijo lo que quiero o lo que debo? Debo? Según quien?
Interesante no?
Elecciones sin freno con competencias sin premios, mas que la satisfacción de haberlo logrado.
Logros con medallas puestas por otros, reconocimientos sin prestigio por desvalorización diaria, finales sin inicios bien pensados o batallas ganadas sin haber ido a la guerra?
En cual posición coloco mis anhelos?
Yo solo se que mi competencia es mi mayor meta y mis medallas de vez en cuando las saco y las observo... aunque a veces, solo me quedo Dormida!
Como sea, es mi vida ...

De a poco o de a mucho...


Como sea que observe el día, voy preguntándome o respondiendme siempre. De a poco me sorprendo y siento que llego a mi meta. De a mucho observo que realmente estoy en la meta...

Y es que vemos las cosas desde los quisiera,  desde el podría; sin analizar que tanto tiempo tenemos en lo que queremos sin observarlo despiertas.
La vida es una búsqueda constante, pero realmente logramos lo que queremos pero no lo vemos?

Cuanto vemos ?
como vemos?
Vemos la verdad?
Es verdad?

Desde la salida del sol emprendemos una vida llena de peticiones y preguntas, o por lo menos eso hago siempre. Cuanto de lo que nos proponemos logramos durante el día?
He pensado  muchas veces que no he hecho nada cuando de pronto abro los ojos y me doy cuenta que disfruto y siento la felicidad que llena mi pecho.
Es cosa de perspectiva!
La perspectiva de lo que observo versus la realidad de lo que imagino... Compiten?
De a poco creo que no hay mas tela donde coser o cortar, de a mucho resulta que he hecho el mejor traje que me puesto.
Me sorprenden las peticiones diarias con pensamientos contradictorios de lo que creo que no he logrado, culpándome o castigandome asomada a las ventanas que siempre han estado abiertas.
Locura ?
Somos esto que sentimos cada momento, y somos lo que queremos.
Somos lo que vemos en los demás y somos lo que no vemos por voltear a cada rato.
De vuelta al espejo de realidades me observo en las preguntas ajenas y disfruto respondiendo-me !
De a mucho me despierto,De a poco me contemplo! Como sea que observe mi día, me respondo siempre en quienes me observo y eso me da la ventaja sobre mis propias dudas...

Callando los gritos - Escuchando sordos



Siempre estamos soñando, vemos en un parpadeo lo que queremos del mañana. Sentados frente a la ventana vemos asombrados tantos matices en un mismo día. Aceptamos que el cambio es un regalo de dones de lo mismo que hemos estado soñando; más sin embargo, nos negamos sin opciones a recibir razones que nos lleven a hacer lo opuesto de lo que hablamos.
Callamos la voz sutil que nos avisa un Error, callamos el llanto de dolor de un amor herído, callamos la valentía de enfrentar algún reto y callamos el grito de guerra ante la justa razón.
Nos hacemos de Oídos Sordos para no escuchar nuestro corazón. Soñamos un mañana que muchas veces dejamos de escuchar, incluso soñamos lo que creemos de lo que nos puede pasar.
En cada latido del palpitar de nuestros retos está la decisión y el pie firme sobre la cuerda de lo que será. Aceptar que dejamos de lado nuestra propia voz, que callamos más que la palabra.
Mientras menos escuchas tu voz interna, más te grita y te aturde el mundo.
Es más que un simple reflejo, es el sonido de lo que implica tu propia decisión, la firme, la segura, la tajante. Dicidimos un rumbo o una situación, pero callamos de pronto la voz de alto o la voz que avisa el error.
Mientras vemos en los espejos fantasmas ahogados de la vida que estamos esperando, callamos los gritos de lucha que con seguridad nos podrían ayudar a no caer en los tantos abismos de cada indecisión que hemos creado.
Pensamos y reflejamos pero también cuando callamos reflejamos...
Tu comentario es importante para mi

A VECES SOLO ...

A veces buscamos respuestas en libros, en experiencias ajenas. Buscamos aprender como hacer las cosas y vamos preguntando a quien han logrado sus metas como lo hicieron? Preguntamos y preguntamos y nos responden historias larguisimas de estudios y trabajos arduos. Pues yo te digo algo, a veces solo tienes que seguir 3 pasos 1. Desear 2. Imaginar que lo tienes 3. Esperar que te llegue Asi de simple!