Mis Seguidores

Nunca recaes, solo te reacomodas... Ibo

22 oct. 2009

Dispersar o tonificar - Reir o llorar?

Tal vez con el día a día perdemos la gracia de las cosas sencillas y hasta quizás dejamos de imaginar que la vida es un juego donde al despertar podemos crear una bella historia y lo que hacemos es quedarnos con el mal rato o con el mal momento evitando carcajadas por aquello de la madurez... Cuantas risas fingidas podemos fingir un día?
Es qué el ser una persona seria se puede traducir en ser alguien mal encarado? O es que el sarcasmo y la ironía nos tienen controlados?
Hay cosas lindas y graciosas, hay amistades que definitivamente son sumanente agradables; entonces, qué hace que de la nada solo miremos la realidad de una manera cruda en lugar de colocarle el condimento necesario que nos hará reír?
La sal, la pimienta, el aderezo, la mostaza, el vinagre, el aceite, el picante... son capaces de hacernos ver un día hermoso coloreado de ácidos y agrios.
El azúcar, la miel, la melaza, el chocolate, los dulces... son capaces de hacernos sentir en lugar de ver o de imaginar en lugar de ver lo que no queremos!
Pero mas allá de dulce o salado mucho mas allá como pudiera llegar a ser la inmensa gastronomía, sucumbimos ante un exquisito agri-dulce como si al hacerlo las condiciones de nuestro pensamiento pudieran llegar a ser de la misma tonalidad.
Con la gente en la calle muchas veces solo parecemos ese animal que solo reacciona, sin mirar sin pensar que lo vemos todos los días solo escupimos lo que nos molesta como si las cosas fuesen a terminar con algún alarido de ira o una mirada de esas que apuñala. Es un garrafal error pensar que lo que hoy maltratamos siempre va a estar.
Aunque esto de estar es siempre una metáfora no?
Con tantas vueltas que damos, con tantas cosas que hacemos, con tantas palabras que hablamos, con las infinitas maldiciones que propinamos qué tan seguros estamos que al despertar estará todo igual?
Somos harina y sal que lo único que nos falta es una lágrima y todo se deshace, aunque en fin qué es realmente lo que necesitamos que nos tonifiquen los sentimientos o que tal vez nos dispersen lo estúpidos que somos?
Entre dispersar y tonificar o sedar y nutrir o reír y llorar mejor reír y llorar luego nutrir y sedar para por fin tonificar y al final sencillamente dispersar todo y volver a comenzar.
Irónico no?

4 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Me quedo en silencio.. hoy sentí que me perdí en tu blog..
Tus cambios sorprenden..

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre...

Que tengas un buen fin de semana...

Inés Bohórquez dijo...

Y eso es bueno o malo?
Un beso Adolfo gracias por ser tan consecuente con mis cambios...

n.n

1600 Producciones dijo...

Lindo preludio, para un magnífico final.

Saludos!

Anónimo dijo...

Romanos 10. Si confiesas con tu boca que Jesucristo es tu Señor y crees en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salv@.

Tu comentario es importante para mi

A VECES SOLO ...

A veces buscamos respuestas en libros, en experiencias ajenas. Buscamos aprender como hacer las cosas y vamos preguntando a quien han logrado sus metas como lo hicieron? Preguntamos y preguntamos y nos responden historias larguisimas de estudios y trabajos arduos. Pues yo te digo algo, a veces solo tienes que seguir 3 pasos 1. Desear 2. Imaginar que lo tienes 3. Esperar que te llegue Asi de simple!
Se ha producido un error en este gadget.