Mis Seguidores

Nunca recaes, solo te reacomodas... Ibo

28 ago. 2007

Esa luz en la oscuridad...



Es un reto arduo el día a día. Ese constante cabalgar de ideas y pensamientos entre claros y confusos que se nos avecinan como si fuesen dardos y que en cierto modo no son ni las ideas ni los pensamientos que queremos tener. Vivimos en un interminable estres tanto emocional como espiritualmente. Y es eso en detalle lo que nos hace perder fuerzas. No porque no podamos continuar si no mas bien como si continuáramos sin sentido. Amanecemos y pasamos el día esperando que sea tal como lo vimos al acostarnos mas no necesariamente llega a ser así y entonces es inicia el cataclismo, el holocausto, un mundo de atrocidades que sin motivo comienzan a surgir como pequeños tropiezos que perfectamente podemos esquivar; mas a veces simplemente, no queremos esquivar. Es extraño, es como si de pronto las cosas cambiaran por segundos. Como si en un instante ya no vemos la realidad.
Vemos un mundo paralelo absurdo y luego volvemos, repentinamente a la vida. En un parpadeo. Me ha pasado. Entonces, cuando el velo del temor nos cubre, nada es lo que parece y todo parece que fuese real. Pero como ya sabemos "la realidad es aquello que parece ser". Es aquello que sentimos, pensamos, creemos, vemos y somos. A veces todo simplemente cambia. Otras veces permanece. Aunque siempre cambia; cambia su vibración, cambia la óptica, cambia de frecuencia, cambia en su esencia. Lo importante es adaptarse al cambio y aceptar que lo podemos mejorar. Que siempre tenemos otra oportunidad. Que no todo es del color que se ve. Que todo tiene energía y que como energía que somos lo podemos transformar. No necesariamente tenemos que permanecer en estados meditativos profundos para ver mas allá de nuestro ser. A veces la verdad interna está en las experiencias; y en la sabiduría de aprovecharlas como son; sin pretender cambiar nada. Nuestro estado consciente siempre influye en nuestro alrededor, depende de si queremos que influya de una manera positiva o de una manera insidiosa y perturbante. Es desde el amor que se logran las cosas. Es que el juicio a los demás no nos lleva a ninguna parte. Es mas de lo mismo siempre, pero siempre queremos mas de eso mismo. Siempre queremos exactamente lo mismo. Dentro de tanto mundo, tanta tierra, tanto planeta, tanta gente, tantas calles, tantos colores, tantas cosas; que coincidencia que todos parece que quisieramos lo mismo... si las cosas reales se suponen así, por eso precisamente; por suponerlas reales. Entonces volvemos a la pregunta, ¿qué tan real es la realidad que queremos? será eso lo que nos hace tropezar tanto? que no es lo que queremos si no lo que no queremos lo que tenemos? Quizás es la luz lo que buscamos al ver nuestros días opacos; quizás es el amor lo que buscamos al vernos sin pareja, quizás es a nosotros mismos que nos buscamos porque en realidad estamos un poco perdidos...

No hay comentarios:

Tu comentario es importante para mi

A VECES SOLO ...

A veces buscamos respuestas en libros, en experiencias ajenas. Buscamos aprender como hacer las cosas y vamos preguntando a quien han logrado sus metas como lo hicieron? Preguntamos y preguntamos y nos responden historias larguisimas de estudios y trabajos arduos. Pues yo te digo algo, a veces solo tienes que seguir 3 pasos 1. Desear 2. Imaginar que lo tienes 3. Esperar que te llegue Asi de simple!
Se ha producido un error en este gadget.