Mis Seguidores

Nunca recaes, solo te reacomodas... Ibo

16 jul. 2010

Ese resplandor que solo encandila...


Tratando de mostrar la cara real, solo vemos pedazos de nuestra verdadera identidad...Me tropecé hace días con una parte de alguien que conocí hace años y hasta la confundí con ella misma, mas en el momento sentí que era solo algo imaginario. Recuerdo que la abracé con tanto cariño que al sentir su frialdad solo tuve miedo...

Y es que cambiamos tanto y por nada que no vemos la verdad que nos acompaña.

Salí a caminar, mas bien a ver el día y el sol me decía mira hacia aquella ventana mas me encandilaba como para que llorara, cruel sol que me habla y me inquieta y para que mirar lo que a otros aqueja? Creamos mundos de las ilusiones como esperando no sufrir decepciones

creamos realidades esperando descubrir quien esta tras la jugada

jugamos en el tablero de la vida esperando no ser acabados por el enemigo

pero es que cuando el juego ha empezado, como dices que ya has perdido?


No todo lo que ves es real,

no todo lo que ves es un espejo

ni todo lo que te rodea es el reflejo

de la verdadera realidad...

Cuentos sin fin junto a historias mal escritas

cerca de vanidades dibujadas

junto a las hipocresias del destino

esperando que sea verdad lo que soñamos

solo somos un instrumento del destino...


Safe Creative #1009127304472

2 comentarios:

María dijo...

Amiga, invitas a la reflexión desde tu post, porque es cierto, tememos muchas veces al qué dirán los demás, y también a lo nuevo, y nos bloquea y paraliza, por eso es importante intentar vencerlo.

Un abrazo.

Patricia 333 dijo...

No todo lo que ves es real,
no todo lo que ves es un espejo
ni todo lo que te rodea es el reflejo de la verdadera realidad


Estoy totalmente de acuerdo contigo

Un abrazo

Tu comentario es importante para mi

A VECES SOLO ...

A veces buscamos respuestas en libros, en experiencias ajenas. Buscamos aprender como hacer las cosas y vamos preguntando a quien han logrado sus metas como lo hicieron? Preguntamos y preguntamos y nos responden historias larguisimas de estudios y trabajos arduos. Pues yo te digo algo, a veces solo tienes que seguir 3 pasos 1. Desear 2. Imaginar que lo tienes 3. Esperar que te llegue Asi de simple!
Se ha producido un error en este gadget.